Esta es mi cuadragésima intervención en la casa de la conciencia rockera, con mi brother Santi Pekeño Ternasko a los mandos. Me hace gracia la gente que empieza con ese rollo de «cuando yo era joven…/ en mis tiempos…». Cuando yo era joven era un zoquete, y ahora soy el mismo zoquete, pero con los

Historias de Rock con el 8: Static X – MachineLeer más »

A veces el tiempo nos guiña el ojo y nos sonríe. Era yo un jovenzuelo ignorante (actualmente sólo conservo una de las dos características) cuando echaron un concierto en la tele. Cuatro mendas que, entre canción y canción, se decían «te quieruo». «¡Ou, qué bonitou! Io también te quieruo», y empezaban a cantar Cabrón. Aquel

Historias de Rock con el 8: By the WayLeer más »

Decía Einstein: «Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad; el mundo solo tendrá una generación de idiotas». Internet y el desarrollo de la tecnología nos han dado mucho. Joder, que he visto el Windows 98 petarse por las buenas, los primeros usb de 250 megas que cascaban con nada… Ahora puedes hacer

Historias de Rock con el 8: Rob ZombieLeer más »

No me va el rollo este del clickbait, crear titulares sugerentes y demás para animar, muchas veces estafando, para conseguir más visitas. Ejemplo: «Santi Pekeño Ternasko lo deja todo por Ana Rosa Quintana». Entras en la noticia: «Santi Pekeño Ternasko había cambiado sin querer a Telecinco y, al ver a AR, ha tirado todo al

Historias de Rock con el 8: Pulp FictionLeer más »

Si algo he aprendido en el tiempo que llevo haciendo reseñas y conociendo músicos es que el síndrome de Stendhal existe, y que es perfectamente posible enamorarse artísticamente de alguien. En cuanto oyes un par de acordes, ves de reojo una ilustración, pam. Estás perdido. A partir de ahora tienes que sacar palique y estar

Historias de Rock con el 8: P.O.D. SatelliteLeer más »